Saltar al contenido

La guerra del Rif a lomos de una Harley

Si hay un elemento (sobre ruedas) de la cultura pop que me ha fascinado desde la más tierna infancia es la marca de motocicletas Harley Davidson. Podría tirarme el rollo de que vi «Easy Rider» con 4 años y me iluminó la idea de la libertad en la soledad de las rectas interminables de las carreteras norteamericanas a velocidad de crucero, pero la realidad es que aún a día de hoy tengo muy claro que mi fascinación por las Harleys está directamente relacionada con dos de mis 2 héroes de la infancia más inspiracionales: Bud Spencer y Terence Hill.

No todo va a ser el cochecito rojo

Esa Harley Davidson «Servi-car» con sus 3 ruedas parecía el único vehículo capaz de soportar al bueno de Bud y la «Electra Glide» del 77 de Terence es una simple y maravillosa obra maestra del arte sobre dos ruedas.

Siempre soñé con tener una Harley, claro, incluso mi madre en algún momento me prometió que me compraría una moto, pero aparte de la Mobilette que teníamos en el pueblo (y que decoré en amarillo y blanco a semejanza de la de la bandera), lo más cerca que he estado de una Harley ha sido esta bandera que me ha acompañado desde 1995 (aunque ya no tenga sitio para colgarla):

Lo voy a decir por última vez: yo me compré la bandera por LA MOTO. No había bandera en la tienda sin la chica ni su culo.

En un principio, y a pesar de mi pasión por estos trastos, no parece existir una relación demasiado grande entre las Harleys y la Guerra del Rif en el Protectorado marroquí en 1921, pero a veces la realidad supera la ficción y uno se encuentra con que rebuscando en la Historia hay sitio para los encuentros más fortuítos e inesperados.

La realidad es que a mis oidos había llegado en algún momento algún comentario acerca de la presencia de Harleys entre las tropas españolas de la época, pero no había encontrado cita alguna al respecto hasta que por casualidad, me he visto en estos últimos días revisando información acerca de uno de los modelos más famosos de la marca: la Harley Davidson WLA.

La WLA. Wikipedia es mi mejor amiga

Motocicleta que formó parte del material estadounidense utilizado profusamente por los aliados durante la Segunda Guerra Mundial, junto con las aún más fascinantes (en mi opinión) Indians y que convirtió a la marca en leyenda cuando las tropas retornaron a casa y los antiguos GIs se dejaron greñas y convirtieron sus motos en una forma de vida puramente «americana» con ese aura de libertad y desprecio a las convenciones sociales que aún hoy en día disfrutan los fines de semana los ejecutivos de alto standing con pasta suficiente como para mantener una burra de estas en el garaje junto con el SUV para llevar a los niños al cole, el Tesla para ir al curro y el V12 deportivo para los findes lluviosos, vestirse de cuero tachonado con encajes de postureo rebelde y salir a quemar gasolina a 2€ / litro rugiendo a 80 por hora con cuidado de no superar el límite por lo de los puntos del carnet y tal, por las desconocidas y salvajes carreteras de la sierra de Guadarrama (que no madrileña, como el cocido castellano), como si fueran hippies veteranos homeless de los 60 puestos hasta arriba de maría…

Pero ironías de la vida aparte y volviendo a la WLA, recientemente un cliente con el que he desarrollado varios proyectos de modelado 3D de temática militar, me ha cedido amablemente todas las piezas de la WLA en formato STL por si me apetecía hacer algo con ella (lástima de no poder disponer de una impresora de resina), y aunque me haya planteado usarla como referencia para alguna historia steampunk relacionada con mi juego de miniaturas favorito del momento, Wild West Exodus (bueno, por lo menos en su segunda edición, porque la tercera es el horror), disponer de este modelo me ha proporcionado una inmejorable referencia para poder trabajar en otro modelo de la marca que sí tiene relación con la Guerra del Rif: la Harley Davidson J20 de 1920.

A pesar de mis vanos esfuerzos, no he conseguido encontrar prácticamente ninguna referencia a la presencia, no solo de Harleys, sino de motocicletas en general entre el material rodante del ejército hasta que comienza la Guerra del 36 y llegan las motos con el resto de material bélico, a pesar de que en los años 20 parece ser que las carreras sobre 2 ruedas ya causaban cierta expectación y las motocicletas estadounidenses campaban a sus anchas en las carreras.

Hay anuncios de la época que reflejan bien su presencia en el pais:

Anuncio en la revista «Armas y letras» en 1920. «Vencedor en todas las carreras celebradas en España». Ahí es nada.
Otro anuncio en «Armas y letras» de 1921. Hay que reconocer que la capacidad del ser humano de convertir cualquier cosa en un arma no parece tener límites.

Se pueden leer crónicas deportivas tanto en periódicos como revistas de la época, como ésta de la carrera «Madrid-Valladolid-Madrid» de 1917, publicada en la revista «Caza y pesca» en 1917, que como pucelano, me llena de orgullo y emoción:

La Harleys en los años 1910/1920 en el motociclismo de competición venían a ser lo que los Mercedes en la F1 de 100 años después: el tedio más absoluto.

Como curiosidad, y a última hora y para mi sorpresa, he encontrado un artículo sobre el «innovador» uso militar de las motocicletas Harley Davidson en la revista «Armas y letras», en un número de 1921:

[…] Por lo que respecta a nuestro ejército, hace unos días vimos en los talleres que la Casa Landaluce tiene establecidos en la calle Marqués de Riscal, unos modelos de motocicletas Harley-Davidson con ametralladoras, que la Casa había traído de los Estados Unidos. Nos dicen que habían sido vistos, estudiados y modificados por la Escuela de Tiro, y al efecto nos ofrecen las presentes fotografías que marcan una reciente aplicación militar de las ametralladoras. ¿Significa esto un punto de partida para que nuestro Ejército cuente con unidades de motoametralladoras? Creemos que en este sentido hacen trabajos los centros encargados por una misión de este asunto. De desear es que el problema no se abandone y se aproveche la actual ocasión para dotar a las unidades de Infantería de un material que tanto puede aumentar su eficiencia en fuego.[…]

Eso de la esquina superior izquierda es un avión. Ya sería humillante para el piloto que te derribara una motocicleta, a no ser que el de la moto fuera John McClane, claro.

Más allá de los anuncios gráficos y de ese breve artículo patrocinado por CASA LANDALUCE «distribuidor oficial de HD en España», obviamente, solamente he podido encontrar dos imágenes de estos vehículos al servicio del ejército español. Sin embargo, supongo que ésta primera imagen es más que suficiente para confirmar la existencia de Harleys como motocicletas de enlace en la época:

Esta imagen la he encontrado en el Foro de el Gran Capitán (aunque es innegable que proviene de una subasta de Todolección, esa cornucopia de material de referencia fotográfico en forma de postal).

La siguiente imagen tiene un poco más de historia, y la encontré en primer lugar en una web maravillosa que detalla con todo lujo de detalles todos los modelos de Harleys desde los comienzos de la marca: «Harley Clásica«.

La imagen en concreto se puede encontrar aquí: https://www.harleyclasica.es/modelos/1913-modelo-9/

Esta imagen me llamó notablemente la atención porque en esa web figura como Harley Davidson 1913 «Belt Drive», pero el modelo no parece corresponderse ni con el año ni con la denominación.

Como estas cosas desatan mi particular trastorno obsesivo-compulsivo-sin-compulsión, buscando y rebuscando en internet he conseguido dar con un blog en el que también aparece esta imagen: Uniformes militares españoles contemporáneos.

Un blog que, espero no sorprenda a nadie, está dedicado a los «uniformes militares españoles contemporáneos» y que nos permite adivinar que la imagen pertenece a su colección fotográfica particular con solo mirar la leyenda que aparece impresa sobre la misma.

La imagen en cuestión se halla en un artículo que relaciona directamente la Harley de la imagen (y a su piloto, el sargento «Leandro», al parecer) con la primera escuadrilla aérea expedicionaria enviada a Marruecos en 1913 por el Servicio de Aeronáutica Militar en España, creado ese mismo año.

Y así parece que podemos aportar una prueba fehaciente de la presencia de Harleys en el protectorado marroquí, pero la cuestión que me provoca desazón neuronal es que aunque la escuadrilla fuera enviada en 1913, el modelo 1913 «Belt Drive» de Harley Davidson es notablemente diferente al que monta el sargento Leandro.

Esta sí es una Harley «Belt drive» de 1913.
Imagen extraida de https://www.harleyclasica.es/modelos/1913-modelo-9/

Se puede apreciar a simple vista el motor monocilíndrico así como en la rueda trasera el volante de la correa (de ahí lo de «Belt»), puesto que este modelo usaba correa de transmisión en lugar de cadena. Sin embargo, en la imagen de «Leandro» no se ve el llamativo volante de la correa y se puede ver el motor bicilíndrico «Twin» que es la señal de identidad de la marca.

Por otro lado, si buscamos imágenes de los modelos de ésta época de los años 10/20 , podemos ver que son todos muy similares, pero para despejar dudas, podemos jugar a «busca la diferencias» comparando los modelos de 1913 y de 1920, ambos con motor bicilíndrico «Twin»:

Si, todavía no he solucionado lo del «paint».

Solución: 1. Esa «caja» (creo que contiene la batería) en el de 1920 es más pequeña para dejar sitio al motor de arranque. 2. El modelo 1920 solo lleva un pedal para el arranque en el lado derecho que acciona la propia cadena de transmisión mediante un motor de arranque, mientras que la de 1913 lleva pedales a ambos lados, con una cadena secundaria en el lado derecho para el arranque, teniendo que arrancarla pedaleando como un Vespino. 3. El motor lleva en el lado derecho la caja de cambios y es diferente en el modelo de 1920, con más salidas. y registros para la bomba de aceite automática. 4. El modelo de 1920 tiene reposapies con freno de pie, si no lo he leido mal, y embrage (la moto tenía 3 velocidades, mientras que el de 1913 era de 2). 5. En el modelo de 1913 las formas del depósito son rectilíneas con ángulos acusados. En el modelo de 1920 las formas son redondeadas. 6. La forma del manillar en el modelo de 1920 es más curvo.

En realidad, los modelos a partir de 1916 hasta 1924 son muy similares y difíciles de distinguir a simple vista, así que me he decidido desde el principio por el de 1920 para realizar la comparación porque es justo el modelo en el punto medio de esta serie. Sin embargo, la motocicleta con Leandro a los mandos podría ser de cualquiera de los producidos en los años 16/24, pero no de 1913 ni con distribución de correa, como indica la descripción de la imagen.

Y ahora que ya he resuelto otro caso de imprecisión histórica tan obvia y tan irrelevante para el universo como la del camión protegido Federal, lo que queda claro es que las Harleys estuvieron a disposición tanto del ejército del Aire como de la infantería en aquellos años del conflicto en el Rif, por lo que queda plenamente justificado el modelado de esta preciosa motocicleta para su reproducción a escala para utilizarla en la ambientación de la Guerra del Rif y los acontecimientos alrededor del desastre de Annual.

En cuanto al trabajo de modelado, es obvio que un motor con detalles tan finos es imposible de reproducir a escala 1/56 sin tener que sobredimensionar muchos elementos, pero los compromisos son inevitables, y aunque las varillas parezcan tuberías, creo que queda bastante bien el ver la zona del motor con una gran complejidad de elementos por ahí repartidos llenando el hueco.

Aún así, el compromiso más serio es el de las ruedas y sus radios. Puesto que es imposible hacer nada con ellos, más allá de soñar con impresoras 3D capaces de usar seda de araña para imprimir elementos de 0,1mm de diámetro tan resistentes como un alambre de acero de 1mm. de grosor, y después de darle muchas vueltas sin llegar a ninguna parte me crucé por casualidad con esta imagen de un modelo que parece ser de 1917:

Imagen extraida de: https://www.yesterdays.nl/product/harley-davidson-1917-17t-1000-cc-1-cyl-ioe/

He visto más imágenes con Harleys con las ruedas lenticulares como esta, sobre todo deportivas, pero al ser precisamente un modelo de 1917, similar al de 1920, me ha proporcionado la solución en bandeja ideal para el problema de los radios: eliminarlos.

Así que aquí dejo el modelo de la Harley Davidson 20J de 1920, con sus ruedas lenticulares, terminado:

Por cierto, y antes de irme, he estado echando un vistazo con detenimiento a la imagen del Sargento Leandro y aunque parece adivinarse algo entre las sombras tras la moto y su piloto, me ha llamado la atención la capacidad de ambos de mantenerse en equilibro sobre 2 ruedas cuando la posición del piloto aparenta mantener ambos pies sobre los pedales…

Ahí lo dejo.

1 comentario en «La guerra del Rif a lomos de una Harley»

  1. Buenas, crack

    Te voy a poner una prueba que te va a encantar estilo el misterio del Federal. Pues bien, no tengo memoria para saber donde lo leí, pero en las distintas versiones de la muerte de Silvestre en Annual se supone que los últimos en dejar en el campamento solo a Silvestre eran 2 ingenieros que partieron en sus viejas motocicletas. Siempre me pregunté qué modelo serían porque cosas de la época solo dijeron que eran viejas, pero no detalles de modelo. Quizás serían las modelo 1913 o vaya usted a saber. Lo que es seguro es que el ejército tenía Harleys y que eran bastante utilizadas por los ingenieros de transmisiones con sus heliógrafos. De ametralladoras supongo que sería una idea que no se llegó a implementar, al menos de forma general. Pero pocos lo saben y si, los ingenieros españoles iban por Marruecos en Harleys, no solo los GI americanos. Salir el último en Harley de Annual es una imagen que se me quedó grabada desde que la escuché y ahora podrá ser realidad gracias a tí, Oscar. Mil gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *