Saltar al contenido

La guerra del rif y los camiones protegidos Vol. III: Me encanta que los planes salgan bien

  • por

Reconozcámoslo, de pequeños todos queríamos ser tan guays como M.A., estar tan locos como Murdock o pasear en el Corvette como Fénix. Aníbal no le caía bien a nadie, probablemente porque el Señor George Peppard no se caía bien ni a sí mismo, pero la sonrisa socarrona del Coronel John «Hannibal» Smith se nos ha quedado grabada en la mente como símbolo de triunfo, de cada pequeño y miserable Eureka que nos hace regocijarnos en nuestros pequeños y futiles éxitos cotidianos.

Así que tras lidiar durante meses con este peliagudo asunto de la identificación de los Camiones protegidos de la Guerra del Rif, no porque esté completamente loco, sino porque necesito averiguar las dimensiones reales de los vehículos para poder trabajar en el modelado 3D de los mismos, por fin he conseguido alzarme con la victoria definitiva y reivindicarme a mi mismo.

No ha sido buscando información sobre los camiones cuando he descubierto el documento que ha venido a mi cuál fiel Excalibur arrojándose a mi mano en el momento exacto en el que lo necesitaba cual guinda del pastel para culminar mi loca teoría, sino en una búsqueda lateral acerca de la vida y obra del Sargento Rancaño y sus hazañas bélicas en tierras del protectorado a los mandos de su camión, las cuáles darían para serie de HBO.

Y así pues, internet a hecho su magia y me ha obsequiado con el hallazgo inesperado del Memorial de Ingenieros del Ejército nº VII de julio de 1922 en el que podemos disfrutar con la siguiente crónica:

HOMENAJE Y PREMIO AL SARGENTO RANCAÑO EN MELILLA

Los camiones automóviles protegidos, pertenecientes a la Compañía provisional del Centro Electrotécnico, Sección Automovilista de Melilla, vienen prestando importantísimos servicios, cuya utilidad y mérito no ha trascendido suficientemente a conocimiento del público. En apoyo de las vanguardias, auxilio de las extremas fuerzas en retirada, emboscadas, reconocimientos, etc., se han distinguido grandemente y, con ellos, el sargento Francisco Rancaño Saville que iba a su frente conduciendo uno de estos camiones, el marcado con el número 1, tipo «Federal» [¡EUREKA!], cuya fotografía se inserta.

Camión automóvil protegido, número 1 (pie de foto original)

Después de la desgracia de Casabona, en la que se perdió el camión número 2 [¡EUREKA¡]por haber caído en una zanja abierta por el enemigo, siendo muerto el cabo Sebastián Montano Arcedias (que siempre demostró extraordinario valor y espíritu) y herido el sargento Eusebio Fernández Escourrido (hoy licenciado), que fueron los conductores, Rancaño inició una era ininterrumpida de triunfos y valiosos servicios que han merecido todos los generales, jefes de las columnas en que operó, las mayores alabanzas; lo cual ha determinado el que se haga información al sargento Rancaño para la concesión de la Medalla Militar, que ya le ha sido otorgada.
Últimamente, como homenaje a estos méritos del sargento Rancaño, Camión automóvil protegido, número 1. le ha sido adjudicado uno de los premios de 1.000 pesetas que el periódico Diario Español, de la Habana, concede a las clases y soldados de nuestro Ejército de operaciones que más se distinguen en su comportamiento.

Así que con el premio de 1000 pts. otorgado a Rancaño (no he encontrado datos exacto de las pagas, pero parece que un sargento podía cobrar unas 180 ptas. al mes) suelto mi Eureka doble, porque no fumo puros, y con sonrisa profident doy por finiquitado el asunto de la identificación de los Camiones protegidos nº1 y nº2, como CP nº1 Federal y CP nº2 Nash Quad.

Y para clausurar esta serie de artículos, dejo a continuación una guía visual de los Camiones protegidos de la Guerra del Rif.

LISTADO DE CAMIONES PROTEGIDOS DEL nº1 al nº 6:

Camión Protegido nº1 sobre chasis Federal :

¿Quién le iba a decir al camión yankee que iba a ser un Héroe del Rif?

Camión Protegido nº2 sobre chasis Nash Quad:

Luciendo feliz unas horas antes de caer en la zanja de Casabona

Camión Protegido nº3, nº4, nº7, nº8 sobre chasis Nash Quad:

Esto es Mieres en el 34, pero me vale.

Camión Protegido nº5 y nº6 Benz:

¿Para qué hacer una torreta giratoria cuando es más fácil hacer girar a los tiradores dentro de la torreta fija y engarzando el fúsil en el ojo de la agua que supone cada aspillera?

Camión protegido nº9 – nº14 Latil serie I

100 puntos para el «Paco» que le acierte al depósito de combustible

Camión protegido nº15 – nº17

Esta foto al parecer es del 36, pero aunque ya estoy cansado de teorías, me voy a arriesgar a afirmar que es un Nash Quad, y que en esta útima serie de Jefferys la superestructura se montó más «elevada» para poder acceder bien al motor desde el interior.

Camión protegido nº18 – nº31 sobre chasis Latil serie II

Por supuesto que buena parte de la información técnica e imágenes de los modelos han sido extraidos de Tanks Encyclopedia.

Que pensándolo bien, si hubiera encontrado el Memorial de Ingenieros citado hace 1 año, me habría ahorrado toda esta pérdida de tiempo, pero bueno, habrá que pensar que lo importante es el viaje que me ha traido hasta aquí y todas las historias que me he cruzado por el camino, como el convoy de Casabona, las hazañas de Rancaño o la bella crónica de Teresa de Escoriaza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *