Un vehículo postapocalíptico en escala 1:48

Puede parecer más que evidente la coincidencia de la nueva peli de Mad Max en los cines con un proyecto de #impresion3d que tiene como objeto reproducir una especie de vehículo post apocalíptico con aires chatarreros, pero la realidad es que la idea parte del especial de juegos de #miniaturas y #wargames post apocalípticos que publicaron hace unos días la gente de Fubar podcast.

No se si el podcast fue inspirado por el crowfunding de Punkapocaliptic que termina en unas horas (y del que me quedo con las ganas... pero después de lo del Heroquest, crowfundings ni con un palo; ya las compraré en tienda en su momento), pero los de Scrath Attack también están haciendo un concurso cuyo motivo es crear un vehículo madmaxero y cuyo premio es un starter de Punkapocalyptic, así que motivado por el olor a gasolina que respira en el ambiente, y aunque no he visto la película, me he dejado seducir por las musas y en un par de días tengo terminada la parte del chasis del vehículo.

Aunque hay piezas "nuevas", casi todo el armatoste ha sido creado como un collage de partes de varios de mis vehículos modelados para imprimir en 3d: BA-6, BT-5, Zis, Panzer III, sd.kfz 222, y quizá alguno más que no recuerdo.

Pero toda esa piecería no es más que la excusa para colocar en la cima del modelo la carrocería de uno de esos vehículos que estoy seguro sobrevivirían a cualquier impacto atómico: un SEAT Panda (de color azul cielo) como el que tenía mi tío y con el que accedíamos sin problemas a zonas remotas del monte del pueblo donde jamás había hollado ser humano, a la caza del nícalo más suculento.

Mucho V8 y mucho muscle car, pero con 10 litros de gasolina en el Panda ibas y venías de Pucela a Madrid sin problema XD.

Pero el Panda no es el único de su clase: el 127, el R5, el 4 latas o el 2CV también podrían aspirar a formar parte del parque automovilístico de las generaciones de supervivientes del páramo mesetario ibérico.

Lo más práctico de la impresión 3d a la hora de jugar con estos proyectos, es que con el mismo chasis, basta poner o quitar cualquier carrocería para tener un nuevo modelo.

Estoy seguro de que al señor Max Rockatansky le encantaría tener uno de estos...XD