Trabajando en: Una del oeste

Hallábame el otro día sin saber ni cómo ni por qué dando vueltas al mando de la tele y pasando de uno a otro de los canales de ese dinosaurio obsoleto conocido como televisión, cuando de pronto, entre anuncio y anuncio, se cruzó en la pantalla la inconfundible figura de John Wayne.

En este caso, la peli en cuestión era "Chisum", en la que John Wayne atiende al nombre de Mr. Chisum, aka "El rey de Pecos", aunque lo que hace es interpretarse a sí mismo, y en la que también aparecen los pistoleros legendarios Billy el Niño y Pat Garret, pero cuyo argumento, como cualquier peli salida de la maquinaria propagandística jolibudiense, es una fantasía edulcorada y maniqueísta lejanamente inspirada en los personajes originales que dieron origen a esta leyenda.

Una historia de ganaderos poseidos por la ambición que terminaron aniquilándose entre sí a balazos por un quítame allá este agua y estas vacas... y cuya versión fílmica narra los hechos más o menos del revés a como a contecieron, pero que a pesar del -10 en realismo histórico, posee un +100 de carisma cinematográfico frente a, por ejemplo, el 99% de la bazofia producida actualmente que hay disponible en los cines o en sitios "millenial friendly" como NETFLIX, por ejemplo. 

El caso es que, igual que cuando los niños de los 80 terminábamos de ver los dibus del fin de semana y de pronto te ponían una de vaqueros e ibas corriendo a sacar los clicks de famobil (sí, lo de playmobil vino después) para emular las andanzas del Duque y sus alegres compañeros, experimenté una maravillosa epifanía creadora e inspiradora y me lancé a modelar uno de esos proyectos que tengo por ahí en papel aboceteados desde que me compré la caja del Shadows of Brimstone y se desató mi interés por disponer de una escenografía molona en la que polvorientos vaqueros puedan enfrentarse a la genial variedad de bichos pulp que forman parte del juego, sean abominaciones lovecraftianas, astronautas zombies, serpientes reptilianas (valga la redundancia), legionarios steampunk, forajidos "de plaga" o mutantes del páramo, en un ambiente más acogedor que el frío cartón 2D que trae el juego.

Así que después de un par de días de trabajo, aquí está el edificio del típico hotel y saloon, con el modelado básico terminado. Ahora tengo que pensar en como despiezarlo para poder imprimirlo e ir añadiendo algunos detalles, pero se puede ver ya el aspecto general del edificio.

 

Es básicamente el mismo edificio que se puede ver en Chisum y que forma parte del Eaves Ranch, una localización permanente situada a unos 50km del Parque Nacional del río Pecos, donde ocurrieron los hechos que narra la película, y en el que se han rodado buena parte de los clásicos "del oeste", y lo único que me falta para completarlo, es encontrar una mini guapa de 28mm que se parezca un poco al Sr. Wayne... e imprimir todo esto, claro XD.