Trabajando en: Cañones británicos de la Segunda Guerra Mundial en 28mm / 6mm

En éstas últimas semanas estoy empezando a perder completamente el sentido del tiempo. 

A las 7 de la mañana ya estoy en el ordenador de casa dándolo todo con el modelado 3D o preparando la impresora 3D para la impresión del día. A las 9 estoy en la oficina tratando de cambiar el chip del 3d al mundo de la programación web. A las 14 estoy en casa de nuevo comiendo en el ordenador mientras retomo el trabajo que he dejado hasta las 16 que estoy de nuevo en el ordenador tratando de no quedarme dormido. Cuando llego a casa a las 19 mi cuerpo me pide descansar y es momento de un breve paseo para coger fuerzas, retomar la posición del culo sobre la silla del proveedor sueco medio desgastada o revisar lo que haya imprimido, si es que he logrado imprimir algo, y tratar de darlo todo hasta que el cerebro no puede más y terminar la jornada con esos 10 últimos minutos en la cama tratando de terminar un par de páginas de la revista o el libro de turno antes de perder el conocimiento.

Así pasan los días, las semanas, los meses y los años confundiéndose unos con otros , sobreviviendo a base de cereales rellenos de chocolate negro del provedor valenciano y las energías que me dan los podcast con los que combato el aburrimiento, sin tener la sensación de que tanto esfuerzo sirva para algo pues ganarse la vida trabajando en algo que a uno le guste es habitualmente una quimera inalcanzable que cada vez para estar más lejos. Como uno de esos espejismos del desierto que nunca llegas a alcanzar, pero que te obligan a seguir caminando.

Y aunque ahora mismo no se ni el tiempo que le he dedicado a este proyecto ni cuando lo he empezado, lo que si se es que he terminado por fin los cuatro modelos que lo componen. Cuatro cañones anti-tanque británicos utilizados durante la Segunda Guerra Mundial que junto con los cañones alemanes que estuve desarrollando el año pasado (¿o fue el anterior?) van a terminar por convertirme en un verdadero especialista en la artillería empleada en el conflicto bélico más famoso del siglo XX.

Ya solo me falta completar el 88mm alemán para alcanzar la cima del modelado 3D artillero... pero me prometí hacerlo antes de finalizar el año y aún me queda mes y medio.

Volviendo a las piezas británicas, el proyecto surge de un encargo para realizar unos másters de los cañones en escala 1:240, destinados a wargames de 6mm. Es un desafío considerable teniendo en cuenta que el tamaño mínimo con el que voy a poder trabajar es de 0,5-0,75mm de grosor, dependiento de las piezas, pero siempre es estimulante variar un poco el tipo de trabajo, aunque sea en el tamaño final de los modelos.

Los prototipos que he realizado hasta el momento son los siguientes: 

 -Cañón QF de 6 libras de 50mm

 Cañón QF de 6 libras de 50mm

  -Cañón QF de 17 libras de 76,2mm 

Cañón QF de 17 libras de 75mm

   -Cañón QF de 17 libras de 76,2mm sobre afuste QF25 (conocido como cañón de 17/25 libras)

Cañón QF de 17 libras de 75mm

   -Cañón QF de 25 libras de 87,6mm 

Cañón QF de 25 libras de 87,6mm

 

 Y ahora que están terminados completamente en la versión de 28mm (escala 1:48) comienza el divertido juego de transformarlos en la versión escala 1:240. Pero de eso trataré en breve en otro artículo... si es que no me quedo dormido por el camino.

Tags