Casa medieval con tejado vegetal I

Una de las cosas más agradecidas de tener una impresora 3D que imprime, que es lo que se espera de una impresora 3D, pero no lo que siempre se obtiene, como en mi desafortunada experiencia con la Wanhao, es que mientras la impresora imprime uno se puede dedicar a otras cosas interesantes como modelar y tratar de terminar alguno de los cientos de proyectos interrumpidos y abandonados como consecuencia de tener una impresora que no imprime y que te obliga a estar continuamente desechando ideas, hasta el punto de olvidarte de hacer cosas chulas, y limitarte a tratar de realizar "modelos no problemáticos", que es una de las peores consecuencias de estos últimos 3 años.

Después de un sin fin de problemas, me he ido olvidando de hacer cosas que realmente me gusten, que es de lo que se trata cualquier "hobbie", y me he centrado en cosas que se pudieran imprimir en "mi" impresora, limitando las pruebas con modelados más "atrevidos" que quizás sí se pueden imprimir de forma normal en impresoras "normales".

Y ahora que tengo la Ender, al parecer, funcionando sin problemas, una de las tareas más complicadas a las que me enfrento es decidir qué proyectos son los que voy a retomar entre las toneladas de gigas de modelos que acumulan telarañas en mis discos duros.

Y aunque esta casita de campesinos tan humilde que acompaña al texto no parece quizás un modelo demasiado espectacular (bueno, también es porque los muros y pilares no tienen texturas y se echan de menos las ventanas y la puerta), cuando la gente por ahí fuera en el mundo de la impresión 3D está emocionada con enormes fortalezas demoniacas, portales interdimensionales cósmicos o galeones impresionantes de cienes de cañones que cada día aparecen en el mercado de modelos 3D para imprimir, la verdad es que como desafío, reconozco que los tejados "de paja" me están resultando tan complicados como divertidos.

Divertidos porque la arquitectura contemporánea es al arquitectura lo que The Last Jedi es al cine, o sea, un despropósito apocalíptico (y yo que me he pasado cientos de horas modelando edificios pre-burbuja inmobiliaria sueño con arquitectos empalados/crucificados en las medianas de las avenidas y rotondas que articulan los horrorres urbanísticos que han perpretado en las últimas décadas... y siguen perpetrando a día de hoy), pero desde el punto de vista histórico, investigar sobre técnicas de construcción vernáculas y antiguas/medievales es una actividad fascinante.

Aunque la realidad es que como la mayor parte de los materiales "humildes" son perecederos, buena parte de lo que se conoce se corresponde con las viviendas "de lujo", y ahí es donde la realidad y la imaginación se mezclan para elucubrar sobre cómo eran realmente las viviendas en la antigüedad más allá de los palacios y los castillos.

Y complicados porque para reproducir la inmensa cantidad de detalle que requeriría representar cada ramita en una malla poligonal 3D, necesitaría un ordenador del tamaño de Multivac. Así que con los 12 gigas de ram que poseo (hace poco perdí en el fragor de la batalla un módulo de 4 gigas), hay que apañarse para reproducir una superficie tan compleja con las limitaciones tanto del hardware como del software, que en equipos domésticos, tienen no pocos problemas cuando los vértices y polígonos empiezan a contarse por decenas de millones.

Aunque teniendo en cuenta que cuando empecé con 3DStudioR4 para MS-DOS, la limitación por escena era de 65000 vértices, digamos que estoy acostumbrado a las estrecheces porque los jóvenes escultores de hoy en día no saben realmente lo que es el hambre de polígonos XD.

Por otro lado, los tejados suelen sobresalir de la fachada y los laterales y formar voladizos. En la wanhao, debido a la imposibilidad de usar material de soporte, he tenido que ceñirme a eliminar los voladizos o modificarlos para poder imprimirlos sin soportes, por lo que este de los tejados es uno de esos casos de "no poder imprimir lo que me da la gana sino lo que la impresora es capaz de imprimir".

Por otro lado, todos los tejados que he hecho hasta la fecha han sido un desafío a la hora de imprimir. En una pieza completa, cada una de las alas por separado, en vertical, en horizontal, unido a los muros del bajocubierta, por separado, con las vigas unidas al tejado por debajo, con las vigas sueltas, etc.,

Digamos que he probado de todo y con las limitaciones de la Wanhao, casi todas las experiencias han ofrecido unos resultados bastante pobres, sobre todo debido a que muchas de las piezas terminan despegándose, doblándose y ofreciendo un aspecto no del todo satisfactorio.

De ahí que buena parte de los edificios que tengo a medio terminar, sea debido a la némesis personal en que se han convertido los tejados.

Sin olvidar el caso de los huecos de ventanas y puertas, que debido a no poder usar soportes, me han obligado a hacer toda clase de inventos sin resultados reseñables.

Personalmente no me gusta nada tener que imprimir con soportes, pero está claro que si quieres imprimir una ventana y que quede perfecta, el soporte es necesario.

Y esa es una de las cosas que estoy investigando y probando en los diferentes slicers ahora que por fin puedo disponer de esta opción.

Así que espero que esta humilde casita de "peasants" sea el primero de todos esos proyectos abandonados que espero poder ir sacando adelante poco a poco.

Está claro que un galeón volante de 200 cañones impresiona más, tengo ganas de tener mi pequeño pueblecito medieval asediado por goblins enloquecidos, reproducido de una forma más interesante para la vista que con un montón de cajas de cartón cutresalchicheras...